Entrevista al taller de estampación artesanal El Calotipo

20:36

Hola comunidad de Lettering time, ¡¡¡ya estamos de vuelta!!! hemos sobrevivido al fin del mundo, no nos a tocado la lotería (no, la del niño tampoco), nos hemos hinchado a comer, hemos pasado de año y estamos aquí de nuevo con ¡¡nuestro primer post de 2013!! 
Y para este primer post os hemos preparado algo muy especial, nos vamos a adentrar en un taller de estampación artesanal de la mano de nuestros amigos del El Calotipo.


El Calotipo como os comentamos es un  taller de estampación artesanal que desde un barrio céntrico de Zaragoza, fusiona procesos gráficos tradicionales con nuevas tecnologías en materia de diseño. Además investigan con nuevos materiales para aportar acabados especiales en sus productos editoriales y en la obra gráfica original.
Y es que de este proyecto nos gusta todo, desde su imagen gráfica (muy cuidada y con un cierto estilo artesanal que transmite muy buen a lo que se dedican), el aire romántico y bohemio que transmiten, y como no los proyectos que llevan a cabo (solo hace falta pasarse por su web o seguirles en Facebook para ver proyectos cuidados al milímetro y tratados con una atención especial). 

Pero que mejor manera de conocer este fabuloso proyecto que charlar un rato con sus creadores y nos los cuenten de primera mano:
1- Empecemos por el principio ¿quien forma El Calotipo y como nace este proyecto? ¿de donde surge este nombre?

Ahora mismo El Calotipo somos Nelson Moya y Carla Nicolás. Nelson se encarga del diseño y Carla de 'manchar 'los soportes. La primera idea de lo que hoy es nuestro estudio-taller nació de la conjunción de varias circunstancias. En primer lugar el hecho de que Carla, mitad y parte fundadora calotipera, se formara como grabadora y estampadora en Zaragoza y Barcelona y continuara un recorrido de especialización en centros de gráfica europeos tras la correspondiente adicción a este arte de imprimir con prensas robustas, así como de otras disciplinas en torno a las Artes del Libro. Ella también tuvo la suerte de ser ayudante de taller para reconocidos grabadores, que es donde verdaderamente se aprende. Fue al regreso de una residencia artística en un centro de gráfica en Estados Unidos, cuando juntos hablamos de la posibilidad de montar un taller que fusionara el diseño gráfico con los procesos de estampación artesanales.
El nombre, que desde el primer momento nos parecía atractivo, tiene relación con la reproducción de imágenes, ya que un calotipo es un método fotográfico del siglo XIX, conseguido a partir de procesos químicos, como el grabado en sí. Vemos mucha relación entre el nombre y nuestra actividad empresarial ¡y nos suena bien!

2- ¿Que Servicios ofrecéis? ¿el diseño gráfico de los proyectos esta entre ellos?
Estampamos sobre cualquier soporte siempre que la licencia de actividad nos lo permita (usamos productos que no dañan el medio ambiente) con los diferentes procesos que conocemos: serigrafía, grabado calcográfico y en relieve (tipografía artesanal o letterpress) , fotograbado, litografía sobre plancha de aluminio (ojalá podamos trabajar con piedra litográfica algún día) para papelería, cartelería y libros especiales... Además diseñamos para los clientes que nos lo pidan, así que la respuesta a la última pregunta es SÍ.

3-Los diseñadores tenemos una extraña ( pero amada) atracción por todo lo que rodea a la impresión tradicional y es realmente un sueño poder adquirir una de estas maquinas que por desgracia es cada vez mas complicado ¿De que medios disponéis en vuestras instalaciones? ¿como os hicisteis con ellos? contarnos la historia, somos todo oídos.
Así es. Parece que la estampación artesanal está de nuevo en auge. Bueno, más bien la impresión tipográfica, que es una pequeñísima parte de la impresión tradicional. Siempre han existido románticos, afortunadamente y así debe ser! Lo que sí es cierto y no debemos olvidar, es que ser impresor es un oficio y como tal, está lleno de aspectos técnicos que hay que dominar. Vamos, que el hecho de tener una prensa no te convierte en impresor.
Nuestro taller tiene una zona equipada para estampación serigráfica, zona de grabado con banco de estampación, pila de agua, resinadora, un tórculo Azañón y una prensa vertical, prensa de pruebas planocilíndrica, un supercomodín con tipos de plomo y madera y la recién estrenada zona de diseño con 2 ordenadores, escáner, impresora digital que Carla detesta... Las máquinas fueron llegando poco a poco a nuestra casa, donde Carla tenía su taller de grabado hasta hace un año. Y sí, el tórculo estuvo en una habitación de un tercer piso... Allí trabajaba en sus grabados y libros de artista (http://www.carlanicolas.com) mientras invertía en 'letras del tesoro' de plomo y madera.


El resto de máquinas y demás equipamiento se adquirió tras concedernos el alquiler del local de Las Armas, una calle del Casco Histórico de Zaragoza, donde trabajamos junto con 7 locales más de jóvenes emprendedores, en la recuperación de esta zona un tanto degradada. Recientemente hemos creado la asociación Las Armas Espacios Creativos, algo muy importante también para el desarrollo de nuestra actividad

4-Desde Lettering Time seguimos tanto vuestra web como vuestra pagina de facebook y no nos dejáis de sorprender por la calidad de los trabajos y por los diferentes materiales con los que trabajáis, papel, cartón, telas, pergaminos.... ¿donde esta el limite? ¿sobre que soportes podéis trabajar? ¿Cual es el mayor reto que habéis abordado hasta ahora?
De momento el único límite nos lo pone la licencia de actividad y nuestra elección de trabajar con materiales y tintas no tóxicas. Hay materiales que necesitan tintas con disolventes para la fijación. 

En caso del proceso de las matrices tampoco usamos ácidos. El mayor reto todavía lo llevamos a las espaldas... Llevamos un mes serigrafiando 1000 cajas de cartón troqueladas compuestas por 2 piezas a 3 tintas, 1 tinta en letterpress y con sus respectivos 1000 tarjetones en el interior... y aún nos quedan 400... El cliente es un spa y mucho me temo que cuando terminemos tendremos que ir a que nos hagan un chequeo completo de cuerpo y mente... Eso sí, ¡va a quedar precioso!


5. Todos sabemos por la mala situación económica que estamos pasando y el mundo de las artes gráficas no es nada ajeno a esta realidad ¿ como notáis esta situación? ¿es difícil encontrar ese cliente que aprecia el trabajo artesanal, cuidado y con un acabado distinguido?
Sí... es difícil luchar contra los precios de las imprentas digitales y offset y nunca lo hemos pretendido. Nuestro perfil de cliente es otro. Lo que sí es complicado de hacer entender, es que somos una imprenta artesanal, pequeña y en la que las prisas no favorecen nada. Estamos buscando la mejor manera de 'educar' al cliente en este sentido... Pero a pesar de estas nimiedades estamos muy contentos con los clientes y notamos que algo está cambiando, afortunadamente, aunque esta situación económica hace que el día a día sea una lucha constante que a veces agota, pero nos va la marcha (risas).

6-Otro aspecto que nos encanta del Calotipo son los Workshops que realizáis, ya que cuando los ves anunciados desearíamos que no hubieran distancias ni limites económicos para realizarlos todos. Por favor contar a nuestros lectores que workshop ofrecéis y cual el feedback que recibís de los alumnos.
¡Los talleres nos dan la vida! es cuando por fin salimos de los agobios de producción (que intentamos sean los mínimos para no volvernos locos). 

La impresora calotipera se formó en varios talleres de gráfica a los que se iba en verano sin contar kilometraje, por lo que eso no es excusa! Hemos intentado impartir talleres durante este primer año de vida de El Calotipo muy variados, de hecho, no hemos repetido ninguno excepto los de serigrafía: Grabado en hueco y relieve en sus distintas técnicas, encuadrenación, libro de artista, estampación tipográfica, serigrafía... Intentamos incluir novedades y trabajar en equipo con otros estudios de diseño locales, traer a grabadores (más o menos reconocidos) a impartirlos y esperamos que también Carla pueda escaparse a seguir aprendiendo como hacía antes de tener el taller. Pero ahora estar aquí es lo que toca y contentísimos estamos.
El perfil de los alumnos es muy variado, de hecho nuestros más fieles alumnos trabajan en puestos que nada tienen que ver con las Artes del Libro o el diseño... y esto nos encanta. Normalmente se enganchan y mutan en verdaderos monstruos de la tinta...
Y hasta aquí nuestras preguntas, cedemos el turno a nuestros lectores ya que si les place pueden dejar sus preguntas en los comentarios de esta entrada. Por nuestra parte ya solo dar las gracias a los chicos de El Calotipo por entrar en Lettering Time y contestar estas humildes preguntas con mucha amabilidad y buen rollo.

You Might Also Like

0 comentarios